Futbolitos Atomik

Futbolitos Atomik - Fabricantes

Atomik, fundado en 1958, es líder en la elaboración y distribución en México de mesas de futbolito y desde 2013 fabricamos el futbolito oficial de la Selección Mexicana de Fútbol.

Esta fábrica está situada en la zona industrial de la colonia Atlampa y produce anualmente alrededor de 100,000 futbolitos, cuenta con 1,000 m2 construidos y fue inaugurada en 1991, cumpliendo con las normas NOM-005-STPS-1998, NOM-002-STPS-2010 y NOM-025-STPS-2008.

 

Historia

La historia de Atomik se remonta a 1958 cuando Don José Cervantes Ceballos se lanzo a la aventura de construir un futbolito similar al de Alexandre Campos en Madrid, mientras que el fútbol de mesa internacional tenia jugadores con las piernas juntas, la versión que se construyo tenia las piernas separadas.

Los futbolitos de Atomik fueron ganando popularidad debido a que era un producto nuevo en México, usualmente se colocaba en billares, cantinas y algunos boliches.

En el año de 1977 la empresa Brunswick Billiards y Phil Crossman uno de los inventores de la mesa de hockey visitaron México con la intensión de comercializar su marca, a partir de ahí, Atomik distribuyo de manera exclusiva las mesas de billar y mesas de aire. 

Con la finalidad de contar con las medidas y certificaciones necesarias, en 2002 Atomik se incorporó a la ( ITSF ) con sede en Francia, con la misión de promover el deporte del fútbol de la tabla ante el Comité Olímpico Internacional ( COI ) y la Asociación General de de la Federación Internacional de Deporte ( GAISF ).

Actualmente Atomik exporta mesas de futbolito a Colombia, El Salvador, Honduras y Chile. La calidad de nuestras mesas ha sido pieza fundamental en nuestro crecimiento y hemos podido ofrecer nuestros productos a empresas privadas y para uso casero. Puedes visitar nuestra fabrica en Onceava Cerrada de Sabino No.7 Col. Atlampa C.P.06450 en México D.F y conocer nuestros modelos actuales.

En el Fútbol

Reafirmamos nuestro compromiso con el deporte y adquirimos las licencias para convertirnos en el futbolito Oficial de la Selección Nacional de México. Un compromiso que parte del desempeño de nuestra marca, pero que trasciende a momentos significativos que hacen que los rituales de preparación, incluso en el fútbol, tengan un significado especial.